TIPO ESFP - RIN HOSHIZORA


Divertidos, personas de fiesta, perfectos anfitriones preocupados por entretenerse ellos y entretener a los demás. Ayudan al prójimo, son generosos y abiertos con los otros, con una conciencia que casi dice que es mejor en cualquier caso dar que recibir. Quieren caer simpáticos y gustan de llamar la atención en los grupos. Buscan la acción, y cuando no les viene dada por la circunstancias, la crean ellos mismos. Nada tímidos, hacen participe a los demás de todo lo que les parece interesante para ellos.

Gozan de excelente buen humor, y es difícil que se depriman pues casi cualquier cosa les entusiasma. Suelen cometer locuras adolescentes, y aman armar ruidos y organizar festejos con cualquier excusa. […] A veces temerario en sus acciones, su espontaneidad y libertad a otros tipos les parece a menudo una falta de moralidad; su sensación preponderante, como siempre que domina una función irracional, es la causante de que sus actos sean a menudo espontáneamente libres, impulsivos y siguiendo unos cánones que pueden ser, sino anti convencionales, sí un poco traviesos. […] Les gusta expresar sus sentimientos, ya sea de palabra o con regalos, que seleccionan con fineza personal.


Su sitio se encuentra cara al público, animando a todos con su sonrisa y enseñando a los demás a no tomarse nada demasiado en serio. Bromistas natos, gustan animar todas las celebraciones con una nota de humor. […] Su positivismo realmente les ayuda a tener una vida grácil y con bastante, digamos, buena suerte. 

No son tolerantes con las discusiones y los enfrentamientos, en esos ámbitos pueden reaccionar torpemente y mal. Pero son excelentes para animar a otros en momentos de crisis y para el trabajo en equipo. […] Es muy importante para su estado anímico el medio ambiente: el clima, la atmósfera, la decoración. […] Se disgustan en las discusiones intelectuales y se impacientan con los conceptos teóricos. Se distraen con el entorno y no son concentrados. 

Para el ocio prefieren ir a fiestas, al cine con amigos, espectáculos, hacer manualidades o practicar deporte, el jardín, la cocina. Gustan de leer artículos actuales, más que libros pesados, y comentar lo que leen con el entorno.


Imperfecciones

Buena parte de las carencias de este tipo vienen de su posible excesiva extraversión, con una exagerada y demasiado dispersa vida social. Su afición a las diversiones puede obstaculizarles la responsabilidad laboral u otro tipo de compromisos esenciales, y pueden no saber que la intensidad y la plenitud de la vida no sólo la colman los entretenimientos y festejos.

También un optimismo demasiado subjetivo y parcial les puede incapacitar para abordar la realidad de los hechos y entender su lógica profunda. La verdad no es siempre agradable ni placentera, y también hay que saber aceptarla como tal.