TIPO ESTP - NICO YAZAWA


Es un tipo pragmático, realista y muy tendente a la acción. Gusta de solucionar cosas ingeniosamente de manera improvisada, buscando siempre las salidas más cómodas y placenteras para los problemas. […] Les gusta estar donde hay acción y participar de ella, y sumergirse plenamente en un aquí y ahora estimulante y divertido, incluso lleno de riesgo. Cuando no lo obtiene del entorno, entonces él mismo agita el ambiente. Le gusta hacerse notar y estar en el centro del grupo como ganador y fuerte. Son competitivos y la debilidad les parece especialmente detestable. […] No les gustan las ataduras ni los compromisos responsables, y prefieren tener siempre libertad para moverse a su antojo.

El foco de atención máximo está en sus hobbies y entretenimientos, que en este caso suelen ser actividades abiertas y divertidas. Por ello no gustan del colegio, especialmente en las asignaturas teóricas. Prefieren cumplir con los mínimos necesarios en lo que no les agrada para guardar todo el tiempo y la energía que pueden y ponerla a disposición de sus preferencias.


No suelen tener planes de futuro ni universitario ni profesional, y alcanzan estas posiciones de madurez casi de casualidad. […] Esto no tiene por qué significar falta de carácter, sencillamente es un tipo perceptivo, y abierto a la contingencia y lo fortuito, el fluir vital casual. Sopesan entre las necesidades de independencia y libertad y el gusto por disponer de buenos recursos económicos para llevar a cabo sus planes, y entre esos dos baremos van decidiendo.

Están a sus anchas en momentos críticos y perentorios, enfrentados a problemas que requieren soluciones rápidas y directas, y no los objetivos a medio y largo plazo. […] Organizará su entorno siempre de manera que lo útil esté por encima de lo conceptualmente correcto. No son especialmente ordenados.

Si no obtienen un trabajo adecuado a sus gustos, entonces se vuelcan aún más en su preferente tiempo de ocio, lleno de actividades intensas. […] También los placeres de la cocina les atraen mucho. O las colecciones de detalles referentes a sus aficiones favoritas. […] Los sentimientos son su lado débil, precisamente porque son muy fuertes y asertivos, hasta agresivos, en las relaciones.


Imperfecciones

La necesidad de riesgo e improvisación puede llevarles a despreciar las actividades necesarias rutinarias. […] El materialismo a veces los vuelve muy superficiales, y les hace incapaces de apreciar otros valores en los demás y en ellos mismos. Su falta de tacto y su talante agresivo y competitivo en las relaciones también es una fuente de constantes decepciones y problemas.